martes, 7 de mayo de 2013

El que parte y reparte se lleva la mejor parte

Salida de entrenamiento entresemana como otros muchos días. Recorrido el mismo que la mayoría de días.
Buenas sensaciones en las piernas y buen ritmo.
Al acabar el tramo de subida largo empiezo a acelerar para meter plato y... CRACK!!!
Algo se ha roto. Me desequilibro y al suelo que voy. Como no se lo que se ha roto me dejo ir y que sea lo que Dios quiera.
La caída sin más consecuencias que algunas rascadas en piernas y brazos y la honrrilla magullada.
Cuando miro veo que se ha roto la tija del sillín.
Ufff!!! Suerte que ha sido aquí y así. Me podría haber hecho daño de verdad.
Intento poner el cacho de tija que queda para poder volver, pero hay un trozo dentro y no hay manera de sacarlo. Así que sillín a la mochila y a volver de pie en la bici.
Menuda vuelta más pesada, como se echa de menos el sillín para poder dar un respiro a las piernas.
Consigo volver sin más problemas y dejar la bici en el garaje para después llevarla a arreglar.

 Al llegar a casa, ducharme, hacer balance de daños, etc... Empiezo a mirar los datos y subirlos a las diferentes webs y programas.
Al subirlo a strava veo que he marcado un tiempo. Habré bajado unos segundillos en la subida.
Y si, unos segundillos...
25 segundillos para ser exactos...
No veas como iba hoy!!!
 

jueves, 21 de marzo de 2013

8 segundos

Hoy he notado que subía bien y sabía que haría un tiempo decente, pero tal como está el terreno no me esperaba mejorar mi tiempo. Eso si, he llegado arriba pidiendo la hora.
Nota mental: Antes de salir he hinchado las ruedas, en algo habrá influido...